domingo, 13 de marzo de 2016

Love is in the internet

El problema no es Santiago ni la lejanía que exista,  el problema soy yo.

El problema soy yo, el problema es que me enamoro de una ilusión estúpida que tengo en mi mente de encontrar el amor, de sentirme completamente querida, de la idea tonta que tengo del amor mental, siendo que es un complemento lo físico y lo psicológico, sufro con la idea de estar en pareja, creo que es una de las metas que quiero concretar a parte de mi carrera, que eso lo tengo más disuelto, mi círculo social también. Bueno uno siempre lo quiere todo, y siempre falta algo, la felicidad se refracta en minutos, horas, días pero no por siempre y eso lo tengo más que claro.

Mis finales son siempre conformistas y con ánimo a mí misma, como si al escribir yo misma me psicoanalizara pero esta vez tengo la gran duda, y aún no sé cómo resolver eso. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario